PRÁCTICA BOLONIA V: La protección penal de los derechos personalísimos

¿Qué clase de juez (civil, penal, constitucional…) es competente para iniciar los trámites por unos posibles delitos de injurias y calumnias causados por la publicación de una noticia sobre Urgulanius en un medio de comunicación?

Se trata del juez penal.

¿Qué ocurre si Urgulanius, fallece antes de interponer la querella criminal? ¿Podría hacer algo la familia del mencionado en los juzgados o frente al medio de comunicación?

No se continúa con el asunto. Este es el llamado “perdón del ofendido”, que extingue la responsabilidad criminal de aquella persona contra la cual se interpuso la querella. Los parientes tampoco pueden continuar con los ilícitos penales, en cambio sí pueden iniciar un ilícito civil.

¿Y si la noticia versará sobre las posibles actividades ilícitas se tratase de un menor, que transcurridos quince días alcanzará la mayor edad? ¿Que sufre la publicación en los medios?

La querella tendrían que iniciarla los representantes legales del menor, transcurridos los 15 días, el menor, que ya habría cumplido la  mayoría, será el que decida si quiere continuar con la querella o concede su perdón.

Sestius publica que Anullinus ha infligido violencias reiteradas sobre su mujer tal y como le han confesado varios vecinos. Las violencias podrían ser constitutivos de delito de coacciones y lesiones como consecuencia de la violencia doméstica ejercida. Sestius actuó imprudentemente, ya que se dejó llevar por la situación de revuelo que vivía el barrio en el que Sempronia apareció acuchillada, y rodeada de sangre.

¿Qué delito habrá cometido Sestius en el caso de que se demuestre que Anullinus nada ha tenido que ver en los hechos que se le imputaban?

 Se trata de un delito de calumnias.

Baebiana debate con una compañera periodista, Drusilla, la anunciada subida de impuestos por parte del Alcalde de la localidad de Cachorrilla (Cáceres). Mientras la primera justifica su actuación por la necesidad imperiosa en la que se encuentra el común Ayuntamiento de ambas, la segunda increpa al Alcalde y señala que “no deberían admitirse las facturas que pagan cenas opíparas para el Alcalde y sus amiguetes; que utilice un coche normal y no el cochazo, un A- 8, para más señas, que pagamos todos los contribuyentes; que quite a los cientos de asesores que tiene, si bien no se sabe para qué; que pare de subirse el sueldo a sí mismo y a sus secuaces, es decir, a sus concejales. Que no cobre los enormes gastos de protocolo que van a caer en saco roto. Todo eso como idea inicial, que le lleva a subir de forma permanente los impuestos a los que vivimos en Cachorrilla, que somos los pobres ciudadanos de a pie…”.

¿Considera Vd. que se trata de un ánimus criticandi? ¿Está dentro de los límites razonables? ¿Está protegido por la libertad de expresión?

Sí lo considero, dado que el fin era criticar. Es una crítica constructiva y por ello sí se encuentra dentro de los límites y es por tanto protegida por la libertad de expresión. No insulta, critica basándose en hechos reales.

El castigo por la actuación de Viducius, periodista, ¿sería el mismo si lo afirmado por el periodista en el diario Los Gaceteros se lo hubiera dicho directamente a la cara en el bar de la Facultad? Explique las diferencias. ¿Y si se lo dice por una apuesta con un compañeros? Por aquello de… a ver si te atreves… por la red social Twitter.

No es lo mismo, pues la publicidad se castiga en mayor medida, además como en el primer caso no son públicas no llegan a conocimiento del aludido y por lo tanto no serán castigadas, pues este no es testigo de la ofensa. De todas formas ahora mismo no hay nada establecido respecto a condenas por ofensas realizadas a través de redes sociales.

¿Qué pasaría si en el transcurso del procedimiento, el periodista manifiesta su pesadumbre y le gustaría retractarse?

Con el reconocimiento del delito mediante la retractación, disminuirá la pena y la posibilidad de evitar la condena de inhabilitación.

Si como consecuencia de la pesadumbre, Casio, la persona aludida y agraviada se arrepiente y le perdona. ¿Qué pasará?

Si el perdón del ofendido se realiza antes de que se dicte sentencia se extingue la acción penal. Este perdón debe ser expreso y ante el juez.

¿Existe alguna responsabilidad del medio informativo? Si se trata de un delito, y teniendo en cuenta que el autor sería el periodista ¿es posible que el medio informativo tenga responsabilidad? ¿De qué clase?

El medio debe retractarse una vez publicada la sentencia. Además, este tiene una responsabilidad civil y solidaria (el periodista y el medio de comunicación se ponen en el mismo lugar, si alguien quiere iniciar un procedimiento civil puede hacerlo indistintamente contra cualquiera de los dos), en ningún caso penal.

La universidad de Santiago de Compostela celebra elecciones el 25 de mayo para ocupar el Rectorado. Los pretendientes son Acacius y Vesnius. Calventius, periodista afín ideológicamente a Vesnius hace campaña en el diario a su favor. Para incrementar su ayuda hace lo contrario respecto de su rival. En uno de las noticias que él firma en el quintillo Elecciones en la USC, habla de Acacius sobre el que afirma: Acacius, conocido catedrático de Química inorgánica, del que nada bueno afirman de él sus viejos y actuales alumnos. Nunca le gustó la docencia y sí mucho la política. Señala que es un pánfilo venido a más. Tuvo en su día un lío con una alumna a la que dejó finalmente por una compañera de la Facultad de Periodismo, con la que se casó o vive en pareja.

Existe responsabilidad de Calventius. ¿De qué clase?

Se trata de un animus injuriandi, existe un delito de injurias agravado por la situación electoral.

Redacte una información sobre un hombre de negocios que suponga una calumnia. Después explique los elementos contenidos en la información que hagan de tal información el contenido de tal delito.

Explique a continuación qué acciones y en qué tiempo podría realizar el hombre de negocios de su información. Por último, analice la responsabilidad de Vagnius, periodista, y El adelantado de Cabra, medio para el que trabaja.

“Eulogio, presidente de la fábrica de conservas ‘Eulogio’s Company, no es más que un demagogo y un estafador. Se dice que sus trabajadores son obligados a cumplir jornadas laborales de casi 12 horas sin aumento de sueldo de ningún tipo. Mientras, el jefe se dedica a hacer campañas sobre derecho laboral, ayudado por su secretaria, embarazada. Existen rumores de que el hijo que esta espera no es nada menos que de Eulogio.”

Eulogio puede denunciar ante las difamaciones y calumnias, pero prescribe al año. El periodista es completamente responsable, y el medio por ende también.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s