Práctica 4

Irea Lareu

EL DERECHO A LA INFORMACIÓN Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y LOS DERECHOS PERSONALÍSIMOS (HONOR, INTIMIDAD PERSONAL E IMAGEN). PROTECCIÓN A LA JUVENTUD Y A LA INFANCIA.

 

¿Puede invocarse el derecho al honor al hablar del ejercicio profesional de una persona? Busque una noticia que se refiera al ejercicio profesional de una persona, y conviértala en una información con intromisión ilegítima en el honor de la misma.

Si,  ya que toda persona tiene derecho al honor a la hora de ejercer su trabajo. Tiene el mismo derecho al honor un cirujano que una cajera de un supermercado, salvando siempre las diferencias.

En la siguiente noticia un abogado fue juzgado por intromisión al honor sobre el trabajo de otra persona.

El Juzgado de Primera Instancia número 10 de Murcia ha condenado a un abogado murciano a pagar 30.000 euros a Francisco Riquelme, el registrador de la propiedad de Santa Pola que sustituyó en el cargo al presidente del Gobierno Mariano Rajoy, al hallarlo culpable de intromisión ilegítima en su derecho al honor.

El registrador consideraba que el letrado vulneró su derecho al honor al insinuar en medios de comunicación que pudo llegar a un acuerdo con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, “para constar como registrador en Santa Pola (Alicante)” cuando le sustituyó en 1990, pero que el líder del PP “siguiera percibiendo parte de su sueldo”.

El registrador de la propiedad presentó una demanda por la que se reclamaba que se declarara la producción de una intromisión ilegítima en su honor, intimidad y propia imagen y como consecuencia, la existencia de un daño moral por el cual se condenara al demandado al pago de 100.000 euros.

Por contra, el demandado se opuso esgrimiendo como motivos que Riquleme no ostenta la legitimación activa por tratarse de una demanda para defender el honor de Rajoy, y que las expresiones se emitieron en el ejercicio de la libertad de expresión, sin tener carácter difamatorio. Además, defendió que las mismas “son veraces y que no se aportan datos sobre la difusión de las entrevistas para evaluar el monto del perjuicio”.

En la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press, la jueza cree que entre la ponderación del derecho al honor de Riquelme y de la libertad de expresión del abogado, tras la valoración de la prueba practicada, se ha estimar la prevalencia del derecho al honor “por el manifiesto descrédito al que su integridad personal y profesional se vio sometida por las opiniones del demandado”, al considerar que las expresiones son “difamadoras”.

Contra la sentencia cabe recurso de apelación ante la Audiencia y posterior recurso de casación ante la Sala Civil del Tribunal Supremo.

Después, relatando un mismo hecho, establezca las condiciones para que a una persona le supongamenosprecio, y a otra, en distinta situación no se lo suponga.

Un día por la noche una chica iba andando por la calle y un hombre la empezó a insultar llamándola “puta”. La joven, como es natural, se siente menospreciada e incómoda. En el otro caso si el hombr ecalificase de la  misma forma a una prostituta, esta es probable que no se sintiese ofendida.

  1. El comportamiento del periodista debe ser igual ante todas las personas sobre las que informe, teniendo en cuenta lo establecido en el a. 14 Constitución: Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

¿En qué casos prevalece el derecho al honor sobre el derecho a la información? ¿En qué casos prevalece el derecho a la información sobre el derecho al honor?

Haga una síntesis de las diferencias.

En casos en los que la información que se difunde no es totalmente necesaria para la sociedad, tratando esta sobre la vida privada, el derecho al honor prevalece sobre el derecho a la información. Sin embargo, en el caso de que la sociedad deba conocer la información y sea necesario que esto ocurra, el derecho a la información prevalecerá por tanto sobre el derecho al honor.

Para poder distinguir si `prevalece uno u otro, es necesario establecer si es trascendente para la sociedad.

 

En una entrevista difundida en el diario El adelantado de Córdoba, el director y el jefe de estudios del colegio Ramón y Cajal critican a Catilina Rodríguez Rodríguez, un alumno de doce años, señalando que es el peor de los alumnos del colegio, ya que, con el consentimiento de sus padres, ha llegado a tripitir curso.

¿Es correcta la información periodística? Razone su respuesta.

En este caso aunque los hechos sean así, no es correcto que se difunda esta    información ya que se trata de una persona menor de edad. Se vulnera, por lo tanto, la protección a la infancia y a la juventud. Aunque si bien es cierto que tanto el director como el jefe de estudios tienen uso y disfrute de su libertad de expresión, a la hora de hacer público sus opiniones sobre sus alumnos su comportamiento no es el más apropiado. Los menores de edad está protegidos y emitir públicamente información sobre ellos vulnera el derecho a protegerlos.

  1. Vipsianilla se encuentra de vacaciones en el Caribe con su pandilla de amigas. Llama a su casa, en la que se encuentra Adriana, su asistenta que limpia su casa, y le dice que al ir a su hogar, compruebe si le ha llegado un paquete que espera de la compañíaMRW. Tal y como promete, le llama dos días después y Adriana le confirma que le ha llegado el paquete y que contiene un artilugio sexual, pero que viene sin pilas.

Le informa también de que le ha llegado una carta de Casius en la que le asegura vendrá a pasar con ella el próximo puente.

¿Hay alguna diferencia si Adriana acude al programa Alubias pochadasde la cadena ZMM, dedicado a la vida de los famosos y cuenta lo mismo que le ha contado a Vipsianilla?

En primer lugar conviene destacar que Adriana no debió abrir el paquete ya que no era para ella ni haber leído la carta.

Claro que existe una diferencia ya que haría pública en un programa información privada sobre Vipsianilla, atentando con su derecho a la intimidad. Que se lo cuente a ella es lo lógico porque así se lo requiere ella, pero hacerlo público en un programa dedicado a la vida de los famosos dice mucho de esta persona ya que no respeta la vida privada de otros.

 

¿Qué pasaría si Adriana encontrara en casa de Vipsianilla un vídeo en el que su señora estuviera tirando una canita al aire, mientras estaba casada con su maravilloso marido, al que segúncuentafue fiel hasta su muerte, dejándole una huella profunda por su irreparable pérdida, además de la suculenta cuentacorriente? ¿Y si lo llevara al citado programa para comentarlo?

Para empezar no debería ver el contenido del vídeo. En el caso de hacerlotendría dos opciones: olvidar lo ocurrido y dejarlo pasar o dárselo a Vipsianilla. Si lo llevara al programa citado, estaría faltando a la intimidad de la otrapersona y para la sociedad la vida sexual de alguien no debe ser un motivo de interés. La difusión del vídeo tendría consecuencias negativas para la perjudicada y su derecho al honor sería violado.

 

  1. NOTA PARA LOS ALUMNOS QUE HAYAN ESTUDIADO UNA SENTENCIA SOBRE DERECHO AL HONOR (TAMBIÉN TENDRÁN QUE HACERLO LOS ALUMNOS DE SENTENCIAS QUE VULNEREN, ADEMÁS DEL HONOR, OTROS DERECHOS)

o    Cada uno tendrá que poner las expresiones que vulneren o no el derecho al honor, diferenciando si atañe a la libertad de expresión o al derecho a la información.

En la sentencia estudiada, el demandante considera que se le ha faltado el derecho al honor al ser considerado como “ un nazi de toda la vida”. En este caso la expresión  denunciada atañe al derecho al honor.

o    Señalar la razón por la que existe la prevalencia del derecho a la información o expresión o, por el contrario, ha de prevalecer el derecho al honor.

 

Tenemos como temas centrales la libertad de expresión, la libertadideológica y el derecho al honor, así como la imagen del afectado al ser este difamado públicamente. Por ello, aparecen estosderechos confrontados. Es conveniente citar que el derecho al honor se recoge en el art. 18  de la Constitución española y la libertad de expresión y la ideológica se tratan en el art. 20 de la misma. Este caso muestra que la libertad de expresión es totalmente lícita por lo que un individuo puede emitir su opinión siguiendo su propio criterio. Sin embargo, no se amparan las actitudes vejatorias y  es en este momento en el que entra en juego el derecho al honor, a la propia imagen de la persona.

Los derechos citados se enfrentanya que el demandante tienederecho a defender su honor al ser difamado por la parte acusadora pero al mismotiempo, esta cuenta con el derecho a expresar susopiniones libremente, en este caso, en un medio de comunicación.

Encontramos en este caso un derecho que prevalece  ante todos los demás, el derecho a  la libertad de expresión aunque su carácter  negativo acaba resultando penado.

o    Y, por último, como síntesis de la sentencia poner un titular.

“ Ser un nazi de toda la vida”, un calificativo que sale muy caro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s